Finanzas personales: Transporte publico vs Auto propio

Hombre manejando su auto

Finanzas personales: Transporte publico vs Auto propio

Actualmente la ciudad de México ya es un completo caos en todos los sentidos. Muchas personas lidian día a día con el transporte del trabajo a su casa y viceversa.

Ante esta situación, muchos ciudadanos se preguntan qué es mejor para su movilidad y por supuesto para sus finanzas personales: transporte publico o auto propio.  

Aquí, te vamos a proporcionar algunos puntos que te permitirán analizar mejor la situación tanto para cuidar tu bienestar y finanzas personales.

Lo que debes saber de un auto propio

Muchos amarían tener un auto propio para mayor comodidad y de esta manera ya no lidiar con el estrés que representa el transporte público, pero esto es lo que debes saber sobre la compra de tu primer coche.

Tener un coche propio implica una serie de gastos como la gasolina, verificación, chequeos periódicos, aceite, seguro el cual implica adquirir servicios de las mejores aseguradoras de autos hasta las aseguradoras promedio.

Todos estos gastos implican una cantidad que afecta directamente a tus finanzas personales mes a mes, además aumentan en función del uso que le des al tu coche.

Es por eso que, si estás pensando comprar tu primer auto, debes estar consiente de que tu bolsillo resentirá un cambio un tanto drástico.

Evalúa tu necesidad laboral

Definitivamente, este es uno de los puntos más importantes para tus finanzas personales.

En México, la mayoría de los empleados trabajan de lunes a viernes, por lo que si no hay un sistema de transporte eficiente que los transporte a su trabajo entonces es momento de ahorrar dinero y pensar seriamente en la idea de comprar un coche nuevo.

Por el contrario, si el sistema de transporte público es más accesible cerca de tu colonia entonces creo que importante que tengas en mente que la opción de viajar en metro, combi, etc. ¡Será lo mejor para tus finanzas personales!

Metrobus de la ciudad de México

 

Considera el uso personal

Hay que tomar  en cuenta este punto no solo para tu comodidad, también para tus finanzas personales ya que si tienes la ventaja de no tener que desplazarte a tu lugar de trabajo dada la proximidad entre tu hogar y tu trabajo.

En este caso el comprar un coche realmente será para uso personal, por lo tanto, evaluar si realmente es muy necesarios y si los gastos que genera un coche van a favorecer a tu economía.

Ojo con tus decisiones porque al adquirir un coche nuevo o usado, se puede crear adicción a su uso, lo cual puede provocar que ya no quieras caminar a casi ningún sitio.

Esto no solo afecta a tu salud, también a tus finanzas personales debido a los gastos de gasolina que esto implica.

Sin lugar a duda, muchos de nosotros nos hemos planteado la pregunta si seguir usando transporte publico u organizar nuestras finanzas personales para la compra de un coche. ¡Piénsalo bien y elige la opción que más esté en tus posibilidades!