6 Cosas que debes tener en el coche

vista panorámica de la calle con coche

Siempre debes tener ciertos artículos en el coche. Esta lista de artículos esenciales para el coche te permitirá mantenerlo en funcionamiento y te ayudará a hacer frente a obstáculos imprevistos en la carretera.

Aunque los conductores urbanos pueden prescindir de algunos de estos artículos, ya que nunca están demasiado lejos de un mecánico, si vives en una zona rural o estás planeando un viaje largo por carretera, siempre es una buena idea volver a comprobar algunos elementos esenciales de emergencia antes de salir a la carretera.

1. Manual del propietario

Comprueba la guantera o el lugar donde guardas el manual para asegurarte de que está ahí. Tu manual del propietario te indicará información importante, como los niveles de combustible y recomendaciones, además de otra información importante que será exclusiva de tu vehículo. Viene con tu coche, así que si nunca lo sacas, no tendrás que preocuparte por su paradero.

coche en la carretera de día

2. Información sobre la reparación del coche

Recomendamos mantener la información sobre la reparación del coche y datos del seguro, todo en el mismo lugar. Los registros de reparaciones del coche te ayudan a la hora de vender o reparar tu vehículo, proporcionan información importante sobre el historial del vehículo y pueden deducirse como gasto empresarial.

3. Licencia, seguro y registro

Puede parecer obvio, pero siempre debes tener tu licencia, registro y seguro en el coche cuando lo estés conduciendo. Especialmente cuando la póliza que te brindan las aseguradoras, te llegue por correo (no olvides imprimirla) acuérdate de meterla en la guantera puede llevar meses. Y mientras tanto, estás conduciendo con la principal documentación que te piden los policías y que exige la ley.

amigos en un coche en la carretera

4. Gato, llanta de repuesto y llave de tuercas

Contaremos esto como 3 cosas, aunque hay que agruparlas. Nada es tan frustrante como descubrir que la llanta de repuesto se ha pinchado o que has olvidado el gato en el garaje. Así que asegúrate de tener un gato, una llanta de repuesto inflada y una llave de tuercas en el coche. Si tienes dos de estos elementos y no el tercero, todo es inútil. Estas tres cosas van juntas, así que asegúrate de tenerlas todas.

5. Cables de arranque

Si la batería de tu vehículo se agota, no siempre es eficiente o incluso probable que puedas depender de un transeúnte servicial que te proporcione un arranque. Los cables de arranque por sí solos no son suficientes para volver a poner en marcha el motor. Por eso, también necesitarás un amplificador de batería de emergencia. Por supuesto, la asistencia en carretera de tu proveedor de seguros siempre es una opción, pero a menudo la espera es más larga de lo previsto, lo que puede ser un problema si llegas tarde o te encuentras en una situación peligrosa.

Los cables de arranque son relativamente baratos, ya que cuestan menos de 200 pesos en la mayoría de las tiendas minoristas o en línea. Una batería muerta suele ser siempre una sorpresa y un súper inconveniente. Pero si te has tomado el tiempo de comprar cables de arranque y practicar con el arranque de una batería, tu coche, y lo más importante, tu día, no estará muerto por mucho tiempo.

calle de noche con coche

6. Martillo para coches

Esta pequeña herramienta puede salvarte la vida. Si bien puedes utilizar tu linterna táctica para romper una ventana del coche en caso de emergencia, muchas personas se quejan de que esta función no es útil.

Es mucho más fácil romper una ventana y escapar de tu coche con un martillo de coche o una herramienta de escape de emergencia. La mayoría de ellos vienen también con un cortador de cinturones de seguridad. Todos los coches deberían tener uno montado para facilitar el acceso.

Si subes estos elementos a tu coche, estarás preparado en caso de una emergencia. Recuerda que es importante mantenerte alerta en caso de algún percance y te aseguro que te será mucho más sencillo si cuentas con todos los elementos antes mencionados.

 

Cuantas veces puedo usar un seguro

Usa tu seguro en momentos adecuados

¿Qué es un siniestro del seguro de coche?

Cuando tu vehículo sufre un daño accidental o es robado, acabas sufriendo una pérdida económica. Para protegerte de esta pérdida, puedes presentar una “reclamación” a tu aseguradora para usar tu póliza y que te reembolse la pérdida sufrida.

¿Cuál es el proceso de reclamación del seguro de coche?

Presentar una reclamación al seguro de coche es un proceso sencillo. Para reclamar la reparación del vehículo, puedes seguir los siguientes pasos:

  • Llama al número gratuito de tu aseguradora y registra el siniestro.
  • Tras el registro del siniestro, se te entregará un número de siniestro que podrás utilizar como número de referencia.
  • Tras recibir el número, deberás llevar tu vehículo a un taller autorizado. Tu aseguradora te ayudará a encontrar un taller adecuado.
  • Debes presentar todos los documentos necesarios, como el formulario de siniestro, una copia del RC (permiso de circulación) del vehículo, el justificante del seguro y una copia del permiso de conducir.
  • La compañía de seguros hace que un perito examine tu coche y elabore un informe de los daños y los gastos correspondientes. Tu y tu aseguradora recibirán una copia de este informe.
  • La reparación del vehículo se lleva a cabo después de que las aseguradoras de coche confirmen la responsabilidad del coche a partir del informe del perito.

Asegura a tu familia

¿Cuántas reclamaciones de seguro de coche se pueden hacer en un año?

No hay ninguna restricción en el número de accidentes permitidos en su póliza, por lo que puedes presentar tantos accidentes como desees. Sin embargo, la presentación de un siniestro en tu póliza afectará a tu bonificación por no siniestralidad, y con la repetición de siniestros, la prima de su seguro se encarece cuando tengas que renovar la póliza.

El efecto de los múltiples siniestros en el Valor Declarado Asegurado (IDV) de los vehículos

El IDV se refiere al valor por el que está asegurado el vehículo. Es la cantidad máxima que las aseguradoras de automóviles pueden pagar en una póliza por un siniestro. El IDV es relevante cuando el costo de reparación del vehículo resulta antieconómico o imposible, y sería mejor tramitar tu siniestro en lugar de optar por repararlo.

El futuro dueño del seguro debe ser consciente de que, debido a la depreciación del valor de mercado de un vehículo cada año, el IDV del vehículo disminuye, en base a un calendario disponible las condiciones de la póliza.

Accidente de auto ligero

Cómo decidir si hacer o no las reclamaciones

Es un hecho que no hay límites en el número de reclamaciones del seguro de coche que puede hacer durante la vigencia de la póliza. Sin embargo, en ciertos casos, no reclamar el seguro de coche sería la mejor opción. Estos escenarios incluyen

Caso 1: Cuando la bonificación por no siniestralidad es superior a los gastos de reparación.
Caso 2: Cuando el gasto de reparación no es mayor que la cantidad deducible mencionada en tu póliza.

El seguro de coche te protege contra posibles pérdidas económicas debidas a un accidente o a un robo de tu coche. Puedes hacer más de una reclamación en un año. Sin embargo, hacerlo tiene sus inconvenientes.

Leer también: Qué debo saber de la cobertura de mi auto