Conduce de noche mejor con estos consejos

auto circulando de noche en ciudad

Conducir por la noche implica un riesgo tres veces mayor que hacerlo de día. Esto por factores propios como la reducción del campo visual, la somnolencia por el cansancio o fatiga, las altas velocidades por menor tránsito vehicular, la irresponsabilidad de conductores ebrios, entre otros.

Todo eso es algo que nos va a poner a prueba en el camino, también es importante contar con un seguro de auto en caso de accidente, te sientes mejor si cuentas con el respaldo de las mejores aseguradoras de autos del mercado en caso de siniestro.

Según estadísticas, casi la mitad de accidentes se producen en condiciones nocturnas, específicamente, en el horario de las cuatro y seis de la mañana. Por ello, aunque muchos prefieren la puesta del sol para un tránsito más fluido y relajante; es necesario tomar precauciones a fin de llevar una conducción nocturna correcta y segura.

frente de un auto, enfoque a luces y llantas

A continuación unos consejos.

No conducir a altas velocidades

Si bien la escasa presencia de vehículos durante la noche invita a pisar más el acelerador, será mejor guardar la compostura ya que este factor también juega en los altos índices de las estadísticas de accidentes vehiculares. Por ello, mantener el registro del velocímetro dentro de la velocidad máxima permitida será vital para evitar cualquier hecho lamentable.

Mantén la vigilancia en los espejos

Si bien esto es algo que se hace muy constante en conducción diurna, durante la noche suele no tomarse mucho en cuenta por la excesiva confianza que las pistas despejadas brindan al conductor. Va a ser necesario mantener esta buena costumbre, nunca sabes en qué momento aparecerá un auto a alta velocidad. Recuerda que al volante todo pasa en cuestión de segundos.

Mantén la distancia segura con otro vehículo

Será importante mantener la distancia adecuada frente a otro vehículo. Según el reglamento, esta debe tener un mínimo de dos segundos, aunque se establece como una buena estrategia de conducción aumentarla a tres segundos.

Es aquí donde también te conviene haber leído el artículo previo sobre las llantas y su cuidado.

Detente y descansa

Para una conducción larga, deberás tomar en cuenta descansar cada hora y media de viaje. Además, antes de retomar la marcha, comprueba que los vidrios del parabrisas y los faros no se hayan ensuciado con algo que reduzca la visibilidad.

Luces bien alineadas

Para un correcto campo de visión durante la noche, debes asegurarte que las luces de los faros delanteros estén bien alineados. De lo contrario, la visibilidad puede ser casi nula en pistas donde no existe alumbrado público. También debes de estar seguro de contar con unas buenas luces y unidades de luces, para tener una buena iluminación del camino.

Aprende a calcular la distancia fácilmente

persona manejando un auto

De acuerdo a estadísticas de las aseguradoras, gran cantidad de siniestros en las pistas son del tipo ‘choque por alcance’. Por ello, mantener una distancia prudente con el vehículo que circula delante no solo pasa por un tema de seguridad sino también de obligación.

Según el Reglamento de Tránsito, indica lo siguiente:

  • El conductor está obligado a conservar la distancia suficiente entre el vehículo que conduce y el vehículo que lo precede, que le permita, si se produce la detención de éste, una maniobra segura teniendo en cuenta la velocidad y las condiciones de la vía”.
  • Esto no solo es una ley y obligación es sentido común, así como el contar con tu seguro de auto obligatorio, el cual te ayudará en caso de cualquier siniestro o problema vial que tengas, no veas el seguro como un gasto extra, es de hecho una ayuda muy buena a tener.

Aunque esta distancia puede ser subjetiva dado que obedece a muchos factores, es aconsejable dejar dos segundos como mínimo.

Los expertos lo establecen en medida de tiempo ya que en metros podría ser mucho más impreciso por el ángulo de visión del conductor y su perspectiva del exterior.

autos en el tráfico

 

Por si no lo sabías, el promedio de frenado de un auto que viaja a 70 km/h, recorre una distancia de 50 metros, una distancia que debes de mantener en mente. Algunas veces esta distancia puede variar según la transmisión del auto.

Sin embargo, ¿cómo calcular esta distancia segura u obligatoria por ley? A continuación tres sencillos pasos:

Tomar una referencia fija

Puede ser cualquier elemento que permita marcar el momento preciso en que el vehículo de adelante pasa por allí. Por ejemplo: un poste de alumbrado público, un puente peatonal, la base de un letrero o panel de publicidad, entre otros.

Cuenta los segundos

Ni bien el parachoque trasero del vehículo que nos precede pasa por el punto fijo, se debe calcular un tiempo mínimo de dos o hasta tres segundos. Cuenta mentalmente y lento esta cantidad.

Comprueba la distancia

Si antes de terminar el conteo, nuestro auto pasa por la referencia fija, entonces la distancia de seguridad es incorrecta. Obviamente, si sucede lo contrario, debemos mantener ese ritmo de conducción y esa distancia prudente con el vehículo de adelante.

Te sugiero que no solo tomes estos puntos, si no que te informes más por medio de otros artículos disponibles en la red, este en particular es bastante bueno para darte más consejos y claridad en el tema.

Los riesgos del aquaplaning al conducir

camioneta conduciendo bajo lluvia

El aquaplaning es un término casi desconocido entre los conductores. Ignoran que es uno de sus principales rivales sobre terreno mojado que ataca a la adherencia y la dirección del vehículo. A continuación te explicamos brevemente de qué trata este ‘enemigo’ y cómo actuar frente a su ofensiva.

Este  ‘enemigo’ es el causante de que muchas personas al año tengan que hacer uso de su seguro de daños a terceros, y en algunos casos con accidentes muy serios, por eso es que debes de tener más cuidado al manejar cuando llueve, y también tener tu seguro al día, mejor prevenir que lamentar.

¿Que es el aquaplaning?

El aquaplaning, también llamado hidroplaneo o acuaplaneo, es un fenómeno muy peligroso que consiste en la pérdida gradual de adherencia o contacto entre la llanta (aunque tengas llantas para lluvia) y la superficie de la calzada, producida por una capa de agua que no puede ser desplazada.

¿Las consecuencias? Posible patinaje, aumento de la distancia de frenado y/o pérdida del control del vehículo. ¿Qué lo causa? Conducir con llantas con bandas de rodadura desgastadas por debajo de lo reglamentado.

autos durante la lluvia

Al pasar por áreas mojadas, estos ‘cocos’ cumplen la función de desplazar el agua y dar ‘agarre’ al auto sobre la pista. Si están muy bajos, el agua se introduce entre el neumático y la calzada, levantando literalmente la rueda.

Además, una presión 30% inferior a la recomendada aumenta el riesgo de aquaplaning.

¿Que se debe de hacer en estos casos?

No aumentes la velocidad

La desesperación puede llevarte a pisar el acelerador para ‘supuestamente’ pasar más rápido el tramo mojado, pero grave error. El aquaplaning es más intenso cuando circulas a mayor velocidad. Así que ni lo pienses.

No girar el volante bruscamente

Notarás el aquaplaning cuando percibas una sensación ‘flotante’ al volante. No te desesperes. Girar el volante de un lado a otro sin respuesta puede resultar intimidante, pero no ayudará a recuperar la dirección. Solo mantenlo firme y estate listo a maniobrar ni bien sientas nuevamente la adherencia.

Pisa el clutch

Cuando salgas del charco de agua que está provocando el aquaplaning, las ruedas volverán a ‘agarrarse’ al asfalto, y lo harán con la tracción del motor. Si tu vehículo avanza descontrolado esto puede tener un efecto fatal. Al pisar el clutch, librarás a las ruedas de la potencia del propulsor.

En este punto es donde también debes de estar seguro que todo en tu auto esté funcionando correctamente, si tuvieras una falla de clutch, este punto de ayuda no te resultará fácil de aplicar.